Un tributo a: Steve Clark

Vitoria-Gasteiz, España - 7 de abril del 2009 - Por varios autores

En mayo del 2008, unos 265 coordinadores y líderes de misión de la Espada del Espíritu se reunieron en la Reunión Internacional de Coordinadores (RIC) en Santo Domingo, República Dominicana. El énfasis de la reunión estuvo en avanzar la misión de la Espada del Espíritu. Un punto alto de la RIC fue una sesión dedicada a honrar a Steve, presidente de la Espada del Espíritu. Steve fue honrado por su papel en la fundación de la Espada del Espíritu y los Siervos de la Palabra, una hermandad misionera de hombres viviendo solteros para el Señor en la Espada del Espíritu. Muchos participantes honraron a Steve por su incansable don para la enseñanza, por establecer el terreno para la construcción de comunidades, y por acompañar de cerca a futuros líderes dándoles guía, apoyo, cuidado pastoral, y formación en el liderazgo. La generosa inversión de Steve

 

Una breve biografía:

 

Stephen B. Clark nació el 1 de junio de1940 en la ciudad de Nueva York. En 1958 comenzó sus estudios universitarios en la universidad de Yale en New Haven, Connecticut, con la intención de graduarse en Historia. Fue ahí, en 1960, que se hizo cristiano, mientras buscaba establecer su vida en la verdad. Leer sobre las verdades cristianas convenció su intelecto, pero dos libros sobre Francisco de Asís fueron claves llevándolo a una fe personal: Las Florecillas y El Espejo de la Perfección.

 

Luego de graduarse de Yale en 1962, Steve pasó un año estudiando filosofía y aprendiendo alemán en una beca Fulbright en la universidad Friburgo. En el otoño de 1963 regresó a los Estados Unidos buscando un doctorado en la Universidad de Notre Dame.

 

En Notre Dame, Steve se conectó de inmediato con el Movimiento de Cursillos, un movimiento laico de renovación que se había encontrado como misionero de verano en América Latina. Cursillo parecía que podía ser un vehículo para formar comunidades de misión con un énfasis evangelístico. En menos de dos años se le pidió que diera el discurso inaugural de la Convención Nacional de Cursillos en Kansas City, y se le pidió servir en la Secretaría Nacional en EastLansing, Michigan.

 

A principios de 1967 la Renovación Carismática hizo erupción en la Iglesia Católica. Steve estuvo entre los primeros que fueron bautizados en el Espíritu Santo. Se convirtió en uno de sus principales voceros y autores, escribiendo: Baptized in the Spirit and Spiritual Gifts, Finding new life in the Spirit, Growing in faith y Knowing God's will.

 

En el otoño de 1967 Steve, junto con Ralph Martin, Gary Rauch y Jim Canvar, se mudó a Ann Arbor, Michigan. Fue aquí donde emergió la primera comunidad carismática de alianza.

 

De su tiempo en la Capellanía de Morehouse en Yale, a su involucramiento en Cursillos, y durante los primeros días en la Renovación Carismática, Steve Clark había estado desarrollando sus pensamientos y visión por la comunidad cristiana. Estos fueron la base para el libro Construyendo Comunidad Cristiana, publicado en 1972.

 

Este libro proponía principios claves para renovar la iglesia:

 

  1. Los cristianos necesitan una comunidad de fe eficaz para apoyarlos en llevar una vida cristiana. 

  2. La renovación espiritual centrada en Cristo debe ser la base de estas comunidades. 

  3. Impactar ambientes enteros y establecer un estilo de vida definido se necesita para alcanzar esta renovación espiritual. 

 

Las comunidades comenzaron a florecer no sólo en Norteamérica sino también en Europa, Asia, América Latina y Líbano. Durante los años 1970 Steve comenzó a escribir y referir la Declaración de Orden Comunitario que proveía la comprensión fundacional de cómo las comunidades debían ser lideradas y gobernadas. 

 

En 1970 también comenzó a escribir Man and Woman in Christ en un tiempo cuando el feminismo era noticia de primera plana. Este tercer trabajo fundacional para la Espada del Espíritu es sobre más que simplemente los papeles del hombre y la mujer. En un trabajo da una definición del estado del pueblo cristiano, una visión de lo que podría ser, y los medios para alcanzar el cambio. Steve completó Man andWoman in Christ en 1980. 

 

Luego, en julio de 1983, doce años después de los primeros compromisos de alianza hechos en Ann Arbor, 25años atrás este verano, Steve fue un instrumento en ayudar a establecer la Espada del Espíritu, una comunidad internacional de comunidades. 

 

En sus 40 años de liderazgo en el movimiento de comunidades, Steve ha escrito más de 20 libros, varios cientos de artículos, y más importante, ha educado y discipulado a los principales líderes de la Espada del Espíritu. Es su visión original por comunidades evangelísticas que continúa formando y moldeando el trabajo hoy. 

 

El periodo de Steve Clark como presidente de la Espada del Espíritu terminará en mayo del 2009. Dios mediante, su liderazgo seguirá adelante mucho tiempo. 

 

La generosa inversión de Steve. Por cuatro décadas Steve no sólo ha inspirado a hombres y mujeres a su alrededor con su testimonio de una vida radicalmente consagrada al Señor, no sólo los ha equipado a través de su sabiduría, enseñanza, y visión para construir comunidad, sino que además ha continuado invirtiendo en jóvenes líderes al involucrarlos personalmente, ayudarlos y retarlos a que crezcan en madurez cristiana.

 

El mayor impacto que Steve ha tenido en la Espada del Espíritu es que está yendo siempre al frente de combate del trabajo con los jóvenes y ayuda a ganar hombres jóvenes para la vida de liderazgo y discipulado cristianos maduros. Steve ha inspirado, entrenado y equipado estos jóvenes hombres para servir y para ser líderes fuertes. Pero fundamentalmente él ha amado a cada uno de ellos, y les ha ayudado a seguirla voluntad de Cristo para sus vidas.

 

Hablo por muchos jóvenes hombres alrededor de la Espada del Espíritu al decir que la inversión personal generosa de Steve como mentor para mí y aún más importante, su amor paternal por mí ha tenido un tremendo impacto en mi deseo de responder generosamente al llamado del Señor a ser un constructor en la Espada del Espíritu y en Kairós. Su inversión en los líderes de nuestro movimiento dará un gran fruto en las futuras generaciones alrededor del mundo.

 

Andy Kebe - Líder de Misión de Kairós - St. Paul, Minnesota, EE.UU

 

PALABRAS DE TRIBUTO -------------------------------------------------------------------------------------------------

 

Jesús es nuestro modelo porque puso su rostro como un pedernal al servir en la misión que su Padre le había confiado. Tengo el privilegio de honrar a uno de los discípulos de Cristo que también, hace unos 40 años, puso su rostro como pedernal para servir al Señor en la misión de la Espada del Espíritu. (Años antes que eso, ya estaba sirviendo al Señor en el Movimiento de Cursillos). Él es un hombre que, como el apóstol Pablo, no contó su vida como algo de valor ni preciosa para él, con tal de poder alcanzar la meta y lograr el ministerio que recibió del Señor.

 

¿Es Steve un gran hombre de Dios? Sin ninguna duda. Hace muchos años el periódico Vaticano l'Osservatore Romano aclamó sus libros, dedicando una reseña laudatoria de primera plana de su libro, Manand Woman in Christ. En la renovación carismática él es una leyenda. Entre muchos hermanos evangélicos y de iglesias libres, así como Charles Simpson, el Consejo de Masculinidad y Feminidad Bíblica, y más de uno de los recientes presidentes de la Convención Bautista del Sur, él es visto como un maestro sin igual. Toda la primera generación de los Siervos de la Palabra fue personalmente educada y formada por Steve. Todos nosotros en la Espada del Espíritu hemos sido directa o indirectamente impactados por su sabiduría, su enseñanza y su amor sincero por los hermanos. Más importante que esto, los que lo conocen bien son testigos de la excelencia de su carácter, el fruto visible del Espíritu en su vida.

 

Jean Barbara - Presidente Electo de la Espada del Espíritu y Coordinador de la comunidad Pueblo de Dios - Beirut, Líbano

 

Un fundador y un padre espiritual Llegué a conocer a Steve como alguien que podía detectar el potencial de liderazgo en las personas, y fomentar y promover ese liderazgo. Eso es precisamente lo que él hizo en mi caso fomentar mi liderazgo y animarme a ejercitarlo. Esto es lo mismo que Steve ha hecho con muchas, muchas personas a lo largo de varias décadas. Él es capaz de transmitir la vida espiritual a nuevos líderes. Esta es una de las razones por las que creo que Steve tiene un carisma no sólo como un fundador sino también como un padre. Pablo dice, en 1Corintios 4:15, "Pues aunque hayan tenido diez mil pedagogos en Cristo, no tienen muchos padres. He sido yo quien, por el Evangelio, los engendré en Cristo Jesús." Creo que esto describe la relación de Steve con nosotros en la Espada del Espíritu - quizá hemos tenido muchos líderes, muchos que nos han ayudado a hacer crecer y moldear nuestras comunidades. Pero el único que nos dio vida como comunidad de comunidades, a través de un carisma fundacional del Espíritu Santo, es Steve.

 

Personalmente considero que él tiene la estatura espiritual de algunos de los fundadores de los grandes movimientos en la historia de la iglesia tales como Antonio del Desierto y Benito de Nursia. Desde mi punto de vista, Steve, como fundador y como maestro, tiene la estatura de un padre de la iglesia. Quizás sólo la historia futura de la iglesia podrá hacer una apreciación objetiva del peso espiritual de Steve, pero estoy orgulloso de honrarlo, sin lugar a dudas, como el padre de la Espada del Espíritu, el padre de la comunidad de alianza, y, de hecho, mi padre espiritual.

 

Carlos Alonso Vargas - Anterior Presidente de la Espada del Espíritu y Coordinador de la Comunidad Árbol de Vida - San José, Costa Rica

 

Contribución ecuménica Como protestante en la Espada del Espíritu, he encontrado los credenciales ecuménicos de Steve como una gran fuente de ánimo. Desde su conversión al cristianismo, Steve ha combinado un fuerte compromiso con su propia iglesia, la Iglesia Católica, con una apertura a cristianos de otras comuniones eclesiales. Su apertura a los Pentecostales, ayudó a preparar a los primeros católicos a ser bautizados en el Espíritu. Su compromiso con la Iglesia Católica, ayudó a moldear la renovación carismática católica de manera que no se convirtiera en un movimiento divisor como lo había hecho en otras comuniones eclesiales antes del 1965.Por consiguiente la renovación carismática católica se convirtió en un modelo para la renovación carismática. Creo que esto contribuyó de gran manera al consecuente éxito del movimiento de la renovación carismática.

 

Cuando cristianos de muchas diferentes comunidades eclesiales comenzaron a reunirse en Ann Arbor, Steve reconoció la mano de Dios y vio que lo que ocurría era una respuesta a la visión ecuménica del Vaticano II. Steve abrazó este ecumenismo de raíz, de vida cotidiana y desarrolló la enseñanza teológica y práctica para apoyarlo. Él desarrolló los principales esquemas para nuestra comprensión de ecumenismo cooperador, ecumenismo de convergencia, y nuestro enfoque ecuménico. Steve fue pionero en el desarrollo de la primera comunidad de alianza ecuménica. Actualmente hay nueve comunidades miembro pleno ecuménicas en la Espada del Espíritu, Steve ha estado directamente involucrado en la formación de siete de ellas.

 

Respecto a esto también es importante notar el impacto ecuménico de toda la enseñanza de Steve. Siempre está profundamente fundada en la Escritura. Steve ha influenciado a la Espada del Espíritu de tal manera que nuestra enseñanza también está fundada en la Escritura. Esto hace a la Espada del Espíritu accesible para cristianos de todas las comuniones eclesiales.

 

Paul Dinolfo - Coordinador Mayor Comunidad Obra de Cristo - Lansing, Michigan, EE.UU.