Despedida y agradecimiento a David Pereyra por su servicio como Coordinador externo

6 de mayo de 2019. 

       Estimado hermano David Pereyra:

      Cuánto hubiésemos deseado poder decirte en persona el contenido de esta carta, y haberte hecho entrega de estos detalles delante de todos los hermanos de la comunidad el Señorío de Jesús, que tanto amas y aprecias. Pero somos conscientes de que la salud ha sido y es el principal condicionante para que nuestros deseos se hayan visto alterados.

     Hermano, nos faltan palabras suficientes para trasmitirte la enorme gratitud que te tenemos por todo este tiempo de entrega y servicio hacia nuestra comunidad como Coordinador Externo. Han sido varios los retos que has tenido que afrontar, y ahora, mirando las cosas con cierta distancia, podemos aseverar, que el que fueras escogido para ser durante estos 10 años nuestro coordinador externo no ha sido fruto de la casualidad. El Señorío de Jesús necesitaba a David Pereyra como coordinar externo para este tiempo. Por un lado, un tiempo para trabajar la transición del coordinador mayor fundacional a otro coordinador, algo retante para una comunidad. Y por otro, un tiempo difícil en cuanto al liderazgo de la comunidad se refiere, y que ha requerido de tu enorme sabiduría y experiencia. Has sido como un padre que ha sabido enseñar a sus hijos, como decimos aquí “en las duras y en las maduras”. Ha sido capaz de darnos visión cuando lo precisábamos, nos has corregido con amor cuando nos lo merecíamos, nos has brindado apoyo y ánimo cuando lo necesitábamos.

      Hermano David, que el Señor te siga bendiciendo mucho, que, a pesar de tus limitaciones de salud, sigas siendo instrumento de Dios para el servicio de esta obra tan grande que es la EDE. Quisiera terminar como dicen los nicaragüenses: “eres nuestro hermano y te queremos mucho”.

 

       En Vitoria-Gasteiz, a 6 de mayo de 2019

 

                                           Tus hermanos de la comunidad El Señorío de Jesús.