CAMPAMENTO DE NIÑOS PENÍNSULA IBÉRICA EN PORTUGAL

Del 1 al 8 de julio 2018. Amaraleja, Portugal

El Mes de Julio empezamos con el  Campamento «Jesús nos Ilumina»,

fue en Portugal junto con los niños de

A Boa Nova, eran más de 30 entre niños y Responsables. Han aprendido mucho con las enseñanzas y dinámicas, a compartir y disfrutar de la naturaleza, de la piscina, etc etc muy contentos han terminado y ya con ganas del siguiente...

 

   "Cuando entre al campamento me sentía nerviosa, no sabía porque estábamos en círculo. Después entendí la razón del porque estábamos así en círculo y me olvidé de los nervios que tenía.

   Hicimos muchos juegos divertidos, juegos para conocernos, para que nos concentrásemos, juegos de piscina (con globos de agua).

   Nuestro primer día fue divertido, oramos, bromeamos, cantamos y estuvimos en la piscina.

   Hacíamos siempre juegos nocturnos como policías y ladrones….

   Este campamento me hizo sentir muchas emociones, algunas nunca las había sentido, aunque otras sí.

   Me encanto y quiero volver a repetirlo y resumiendo me gustó mucho este campamento para mí."

                                                                                                                                María de Lima Matos (8 años)

 

   "En este campamento aprendí que: Jesús es nuestra fuerza y luz y que no podemos estar en las tinieblas y tenemos que atrevernos a orar para tener esa luz.

   También aprendí que todos tenemos un Don y también aprendí que todas las personas que leen la Palabra que escuchan y obedecen a Dios ¡dicen siempre que sí!!-

   Sí a ser héroes de Dios.

   Que Jesús es nuestro refugio y que es como un árbol grande que protege los animales de un gran incendio y aunque el árbol haya ardido los animales colocan hojas en el árbol para que no quede desnudo y quemado para que continúe como estaba antes.

   Aprendí a tener respeto, hice nuevas amistades y conocí otras personas conviviendo con ellas.

   Hice juegos, rece, canté, fui a la playa y a la piscina; me gustaron bastante estos campamentos; ahora terminé mi etapa con niños y voy para adolescentes, tengo que tener más madurez pues ahora juego menos y tengo más responsabilidades por mis actos de forma más profunda.

   Me gustó mucho estos años en niños pero que soy más grande tengo que cambiar." 

                                                                                                                                      Madalena Matos (11 años)

   "En este campamento aprendí que Dios nos ilumina, me gustó mucho los momentos de piscina, los juegos, las canciones, la naturaleza y los juegos de agua."

                                                                                                                                                     Carminho (8 años)

 

   "Para mi este fue el mejor campamento porque me encantaron los amigos que hice para jugar.

Me gustaron los juegos de agua en la piscina por que jugué con mis amigos.

   El río fue lo que más me gusto porque nos subimos al kayak con Filipe y Vicente y también porque me gustó la comida y nadé a una gran profundidad.

   En este campamento hicimos oraciones y dimos charlas y el final fue algo triste por la despedida de Pedro Matos y Madalena Matos." 

                                                                                                                                                             Inés Oliveira

 

   "Me lo he pasado muy bien, he hecho muchos amigos (casi éramos 30 niños). Lo que más me ha gustada son los juegos, especialmente los de la noche. También disfruté de la piscina. Los responsables nos han cuidado muy bien, y los viajes en tren fueron toda una aventura. Quiero repetir otro año!!! Y jugar y aprender mucho."

                                                                                                                                             Samuel Aldea Cabrera

 

   "Este año tuve la bendición una vez más de ser monitora y de volver a convivir con nuestros hermanos portugueses en Amaraleja donde la familia Perloiro muy generosamente nos abrió las puertas de su casa.

  Todos los días empezábamos dando gracias a Dios de maneras diferentes y especiales, intentando aprender a ser de nuevo como niños alabando y orando al Señor.

   A lo largo del día realizábamos actividades varias, así como juegos, manualidades, enseñanzas, tareas por equipos donde todos teníamos el deber de ayudar con amor al funcionamiento de los campamentos.

   En este campamento en especial pude ver la evolución de los niños en la forma de realizar sus tareas, de participar en las enseñanzas de su amor e inocencia en las oraciones y de sus grandes corazones cuando jugaban y compartían entre todos, es una bendición tan grande poder estar cada año, verles crecer y poder disfrutar de sus locuras y de su inocencia.

   En cada actividad que realizábamos se esforzaban al máximo y daban lo mejor de ellos mismos; este año nuestro lema fue “JESUS NOS ILUMINA” así que todas las enseñanzas fueron encaminadas a este lema y poder ver como el señor nos dejaba grandes mensajes a través de cada uno de estas enseñanzas y de las oraciones fue una gran bendición. El Señor se muestra siempre grande y siempre puedo verlo más fuertemente en este servicio que me llama a realizar y, la verdad, es que como El nadie me conoce y mi corazón no puede desbordarse más de amor y alegría cuando soy llamada por él a servirle a través de los niños; amo poder ser parte de cada uno de ellos y de formarme cada día más para ofrecer más y más y seguir dejándome utilizar por el Señor para su gloria.

   Doy infinitas gracias a todos los padres que nos permiten cuidar a los niños en estos campamentos, por depositar su confianza en nosotros y también doy gracias a todos los monitores que hacen posible llevar acabo estos campamentos porque nos hacemos de nuevo niños con ellos y para el Señor." 

                                                                                                                                                               Marly Rivera

    

   "La primera semana de julio tuvo lugar el campamento Peninsular de niños que este año se celebró en Amareleja, Portugal, participaron la Comunidad A Boa Nova y el Señorío de Jesús. Estuvimos en total 29 y ya desde la salida de Vitoria en tren decir que el comportamiento de los niños fue ejemplar, eso sí, los últimos en dormir del coche fueron ellos, también la estancia fue muy buena y señalar que hubo alguna tirita más que la vez anterior pero por lo general fue muy buena.

   El lema este año fue "Jesús nos ilumina" hubo otras enseñanzas y junto con la oración de los niños podemos decir que se dio cumplida cuenta  de todo lo que llevamos.

   Por lo demás juegos, piscina, manualidades, gastronomía etc. Y la sorpresa que nos dieron este año al llevarnos un día a la playa,  es  el mayor pantano de Europa, donde los niños se pasaron la mañana en canoas y en tablas con remo, un lugar maravilloso y muy cerca de Amareleja, terminamos el día con la oración de los niños muy bien llevada por Alexis y fuimos el centro de las miradas, pero nosotros a lo nuestro, al final un papá con su hija se unió a la oración del Padre Nuestro y luego conversamos un poco con él.

   Otro Campamento y otra vez distinto, son cosas del Señor y es para estar contento por como nos llenamos y nos contagian los niños, una vez y un motivo más para dar gracias al Señor por el regalo del Ministerio.

    Dar gracias, también, a la familia Perloiro por la casa, la piscina, el lugar... y a la Comunidad A Boa Nova y a todos los que participaron para que el campamento resulte tan bueno y satisfactorio.

   Dar gracias a todos por vuestras oraciones que hace posible que el campamento Peninsular resulte cada año más familiar.

   Al Señor todo el honor y la gloria por siempre."

                                                                                                                                            Jesús Gómez de Segura

  

"Este es mi segundo año yendo a un campamento de niños como responsable. Esta vez hemos ido a Portugal, con viaje de ida y vuelta en tren toda la noche y las anécdotas que esto conlleva.

    Al inicio estaba un poco preocupado por ser en Portugal (viaje muy largo, niños que iban por primera vez,…) no sabía cómo sería, pero para mi sorpresa fue más tranquilo de lo que me lo esperaba.                          Previamente los responsables habíamos preparado todo con dedicación y cariño.

He podido vivir una experiencia diferente a la del año pasado. Para empezar, este año he colaborado más, tanto organizando el campamento antes de ir como a la hora de realizarlo preparando juegos y enseñanzas. En Portugal también asistían niños por primera vez, niños encantadores como los de Vitoria. El Señor igualmente hizo posible que los responsables de allí fueran como unos hermanos más.

     Siempre es sorprendente la alegría con la que los niños hacen las cosas, hasta a la hora de orar, es una alegría que contagia.

     Gracias a Dios por todo lo vivido en el campamento."

                                                                                                                                                    Gabriel Beitia                                                                                                                                

Testimonios de Rps. y niños participantes del campamento

Galería de fotos del Campamento de Niños P.I.

Descárgate el álbum de fotos aquí