Un día dedicado a nuestra madre

Santuario de Angosto - domingo 11 de mayo del 2014 -  Por Maite García

El pasado 11 de mayo nuestra comunidad celebró un día muy especial y que todos esperamos con mucho cariño: el día mariano.

 

Nuestra espiritualidad comunitaria nos hace sentir la necesidad de dedicar un día exclusivamente a la Virgen María. Así que este año nos dirigimos al Santuario de Nuestra Señora de Angosto y allí dimos culto a nuestra Madre.

 

Comenzamos con una eucaristía donde tuvimos la oportunidad de presentar a nuestros niños y niñas más pequeños ante la Virgen de Angosto, protectora de los niños y de la fertilidad. Tras la comida, algunos acudieron a la gruta de la Virgen y luego rezamos el Santo Rosario. Este año, los responsables de presentar a la Virgen cada misterio con sus peticiones fueron los miembros de Vida Nueva, el movimiento evangelístico de nuestra comunidad. Así que, ante nuestra Madre, presentamos la Evangelización y a todas aquellas personas que todavía no conocen al Señor. Fue un día entrañable que nos sirvió para recordar el gran papel de María como intercesora ante su hijo.