II Encuentro del Sector de Mayores

Por Juan Pedro Castillo, 21 de marzo de 2015

El sábado día 21 celebramos el encuentro con los hermanos de la Comunidad que más horas tienen de vuelo. No quiero decir que hayan volado más o mejor, simplemente más horas, que no deja de ser garantía de resistencia.

Se comenzó, con un tiempo de Oración, llevado por el Hno. José Antonio. La verdad es que promete este hermano. Es una pena que haya dejado pasar tantos “mayos” porque sería un buen diácono, aunque mejor que no, ya que si se hubiese decido a serlo tendría tantas novias para estar en tantos sitios a la vez, que le quitarían la afición.

Seguido nos dio una exhortación el Coordinador responsable de estos encuentros y a la vez integrante de ellos, por méritos propios, es decir por tener los meses necesarios para pertenecer a este selecto grupo.

Habló en su línea habitual, bien , claro, conciso. Qué queréis que os diga que no conozcáis. Tiene un pedir que parece que da... A la vez que te dice que qué bien lo habéis hecho, te dice que aún os queda mucho por hacer, que el estar activo  es muy bueno para la salud. Se nos pide que la mejor forma de mantenernos ágiles mentalmente es compartiendo las experiencias vividas.

Da gusto ver y oír a Fernando, (aunque nos haga cojear a todos un poco cuando se mueve). Que pozo de Sabiduría acumulada. Sabe qué decir y cómo decirlo. Qué bien nos conoce a todos y cada uno. ¡Cómo nos quiere! En realidad no terminó el tema, aún queda algún capítulo más...: GRACIAS FERNANDO.

Al entrar nos sorprendió gratamente las mesas ya preparadas, con qué detalles, con qué cariño, hasta el agua sabía mejor. Gracias Carmita, gracias María.

Disfrutamos de un buen menú, aderezado con el buen ambiente entre todos, pudimos disfrutar del hermano el Epidio, con el que no tenemos muchas oportunidades.

Se hablo nuevamente del viaje a Ávila, aprovechando las celebraciones a Santa Teresa, posiblemente sea en la 2ª quincena de Septiembre de 2015, tiempo al tiempo, pero ya se están dando pasos.

También hubo refuerzos para recoger las mesas, no faltó ningún detalle. Gracias Marce, gracias Daniel.

Para todos un abrazo.

 

Juan Pedro

Servidoras del Retiro