Retiro de coordinadores de Europa y Medio Oriente

Lisboa, Portugal - del 12 al 14 de junio del 2014 -  Por Jesús Castillo

Miguel y yo fuimos, del 12 al 15 de junio, al EME-RCR (Retiro de Coordinadores Regionales de Europa y Medio Oriente) que tuvo lugar en un Centro Diocesano de Retiros de Turcifal a 50 km de Lisboa. Nos encontramos con 64 hermanos de 9 países y 12 Comunidades diferentes (Polonia, Bélgica, Irlanda, Líbano, Escocia, Alemania,etc...)

 

El anterior Encuentro que tuvieron de este tipo fue hace 14 años, con lo cual este Encuentro fue para convivir y conocernos mucho. John Yocum nos dio una serie de enseñanzas, cada día, basadas en las Cartas de Pablo a Timoteo y a Tito en las que se hacía un paralelismo en cómo Pablo les formaba para ser líderes (coordinadores) en el lugar donde tenían que realizar la tarea que el Señor les había encomendado y las características que debíamos tener nosotros como líderes de Su pueblo.

 

Tuvimos,  como  siempre,  tiempos  de  oración, testimonios de diferentes hermanos antes de cada enseñanza, grupos de compartir (Miguel y yo tuvimos el privilegio de compartir vida con Jean Barbara y Q), la celebración del día del Señor con la Comunidad de A Boa Nova, alguna pequeña excursión y mucho tiempo de compartir con los hermanos. Los hermanos agradecieron mucho nuestra presencia, a pesar de no ser de la Región Europea y Medio Oriente, y nosotros les agradecemos mucho la buena acogida y compartir sincero.

 

Hemos hecho, sin más, lo que nos pidió el Señor hace tiempo -por medio de nuestro presidente de la EDE-, conocer a nuestros hermanos de la Región y que nos conozcan. A pesar del idioma, ha sido una bendición y regalo del Señor.

 

Regalo de poder compartir un montón de horas (en el coche de ida y de vuelta) con nuestro Coordinador Mayor;  regalo  de  tenerle  siempre  atento  para traducirme en las conversaciones con los hermanos; regalo de haber sentido la presencia del Señor como si estuviera con mis hermanos del SDJ; regalo de lo bien que nos sirvieron los hermanos de A Boa Nova (Comunidad especialmente querida para mí); regalo de compartir con hermanos desconocidos hasta ese momento y de volver a ver a otros que conozco de visitas a nuestra Comunidad o de Encuentros Internaciones; regalos, regalos, regalos que nos hace el Señor a sus siervos.

 

El Señor, una vez más, ha estado grande entre nosotros. Gloria a Dios.