La actual situación de la Comunidad Cristiana de Alepo - Siria

Alepo, Siria - noviembre del 2013 -  Por Abdallah Homsi

Queridos hermanos:

 

Desde 2009 nos hemos lanzado como Comunidad Cristiana en Alepo- Siria de dento del movimiento de Renovacion por el Espritu Santo, por su fuerza y con la ayuda de la Comunidad Pueblo de Dios en Libano y con la supervision personal del hermano Jean Barbara, presidente de la Espada Del Espiritu en el mundo. Tras varias dificulades al comienzo, pudimos seguir con la ayuda espiritual y efectiva de la Comunidad Pueblo de Dios y de Jean Barbara. Nos hemos organizado en el Amor fraternal en familias cristianas y con el servicio entre nosotros , todo esto en el contexto del proceso de iniciacion, oraciones, encuentros comunes y personales  y retiros espirituales en Libano. Durante este camino hemos recibido apoyo espiritua y material de EDE en la persona de su presidente Jean Barbara y los responsables pastorales para las familias y jovenes. Nosotros somos 11 familias  y 20 joven.

 

Hace dos años y medio, empezó una guerra interna en Siria que se extendió poco a poco a todo el territorio de Siria, inclusive Alepo donde vivimos, comenzamos a sufrir los errores de la guerra, inseguridad, dificultades en la vida diara y religiosa. Asi que estamos entrado en el ojo del huracan que trae consigo enfrentamientos, dificultades varias y con peligros fisicos y especialmente dificultades econpmicas y materiales. Ademas muchos efectos de la guerra que Ustedes saben. Pues afecta atodos los sirios y afecta grandemente a nuestra reciente comunidad cristiana de Alepo.        

 

La ciudad de Alepo esta actualmente dividida en dos partes:

  • Alepo oriental: donde gobierma el Estado Islamico de Iraq y Sham. En ella no viven cristianos.

  • Alepo occidental: donde esta el ejercito arabe sirio y gobierna el estado sirio con sus oficinas, direcciones y bancos. En ella se encuentran todos los cristianos, iglesias y los diferentes obispados.

 

La comunicación entre las dos partes esta en un solo punto que se encuentra cerrado casi siempre. Hay un solo camino terrestre “la vía militar” que nos permite salir y entrar a Alepo, aunque es peligroso muchas veces.

 

Desde hace un año y medio que no puede el hermano Jean visitarnos, así tampoco los responsables pastorales, Antoine y Amal Khouery, por el cierre del aeropuerto civil de Alepo y por la  inseguridad y peligrosidad de la via terrestre, pero a pesar de todo esto , nos mandan sus ayudas (pan, velas, dinero) según nuestras necesidades reales.

 

Actualmente nuestra comunidad (11 familias) sigue los encuentros, oraciones y el proceso de iniciación (Fundamentos 2) y nos reunimos semanalmente en la Iglesia de San Jorge y en nuestras casas alternativamente. Seguimos nuestras diversas actividades  como nos permite la situación de seguridad personal y comunitaria. Nos servimos unos a los otros. Lo mismo decimos para los jóvenes quienes procuran tener futuro aceptable en Siria. Para frenar la alta tasa de emigración de los cristianos actualmente.

 

La guerra interna en Siria se prolonga y sus efectos son:    debilidad de la moneda siria, subida de los precios 5 veces y parada del trabajo de muchos de nosotros.  Todo esto afecta a varias familias de la comunidad que llegan al nivel de pobreza, y que viven de las ayudas exteriores venidas especialmente de la Comunidad pueblo de Dios del Líbano.

 

Sentimos  la fuerza de vuestras oraciones que las necesitamos mucho y les agradecemos mucho, pero al mismo tiempo tenemos necesidad de trabajar cada uno en su profesión (medico, carpintero, sanitario, indicador turístico, maestro de escuela…) pues necesitamos trabajar y producir para sanear la debilidad económica familiar, que actualmente es muy difícil lograrlo. Así que, nuestras necesidades básicas ahora es el dinero para que podamos vivir dignamente en este tiempo de guerra.

 

Tenemos Fe de que Dios pueda sacar el Bien de esta gran tentación del mal que nos metió en ella el diablo. Tenemos Esperanza de que la luz de Cristo iluminara el corazón de los combatientes en Siria, y tenemos Amor de Dios Padre en este gran desafío .

 

Pedimos a nuestro Señor Jesucristo profunda sabiduría, gran coraje cristiano y confianza en El pues Jesús es nuestra ROCA.

 

Que Dios les bendiga a todos

 

Coordinador general de la Comunidad Cristiana de Alepo, Siria

Dr. Abdallah Homsi

Alepo – Siria