Encuentro Sector Hnos. Mayores

Por Rosa Mari Orive y Toñi Sánchez, 11 de octubre de 2016

           Con un día maravilloso dio comienzo nuestra excursión con las siguientes actividades:

 

          A las 11h. de la mañana comenzamos la visita al museo de los faroles. Acompañados del guía nos fue mostrando cada Misterio del Rosario en sus diferentes etapas de fabricación. También la forma en que se fueron subvencionando gracias a las donaciones de los vitorianos y alguna persona con buen patrimonio económico. Fue muy interesante el poder experimentar la riqueza que encierra este museo.

 

           A las 12h. tuvimos la Eucaristía en la capilla de la Virgen Blanca de la Iglesia de San Miguel, presidida por el padre Txetxu. Un gran privilegio poder estar tan cerca de la Madre.

 

           Acto seguido nos fuimos a tomar un vermut. Aprovechando tan excelente día  nos fuimos dando un paseo hasta el centro comunitario donde nos esperaba la comida.

 

           En un clima de hermandad y mucha alegría, te das cuenta de lo importante  que es el estar los hermanos juntos.

           De esa reunión salen los próximos planes, nuevos proyectos, visitas, viajes… que todos esperamos con mucha ilusión.

           Hermanos, para mí veo una gran bendición el poder contar con estas personas que, a pesar de la edad y circunstancias adversas, sin embargo, somos capaces de atraer y encantar a otras personas.

 

            Esto hermanos no es cuestión de edad sino de la experiencia de Dios.

 

            Si la vida es camino, es historia, nosotros tenemos que ser maestros y pioneros en el arte de iniciar este sector.

 

             Debemos animar, alentar para que los que nos sigan tengan buenas referencias de nuestro ejemplo, que un día comenzó con mucha ilusión y con el propósito de que cada etapa de nuestra vida se debe vivir como regalo de DIOS.     

 

              GLORIA AL SEÑOR    

                                                                              Rosa Mari

 

 

 

               El Sector de Hnos. Mayores, es un regalo. Un  pueblo que no custodia a los abuelos y no los trata bien no tiene futuro. Pierde la memoria y se desarraiga de sus propias raíces. Pero todos tenemos la responsabilidad de mantener vivas estas raíces, todavía somos  árboles que podemos dar frutos.  La juventud es la semilla, la tercera edad, es el árbol completo con flores y frutos.

 

 “La vejez no es simplemente una edad cronológica de la vida, sino un estado del espíritu  humano. Se es viejo cuando se deja de soñar”.

 

               Por todo esto, el Sector de Hnos. Mayores, siempre pensamos y aceptamos que cada día es un regalo de Dios y por el tiempo que nuestros ojos se abran, debemos agradecer al nuevo día y traer a nuestro pensamiento las memorias felices que hemos guardado en nuestra mente… solo para dar gracias a  Dios por ellas.

 

               Pasamos un pasado un rato muy agradable y me gustaría agradecerles a Fernanda y Daniela por su servicio y a Luis que siempre nos prepara las fotos cada día más guapos y a Carmita  por la decoración... que el Señor los llene de bendiciones.  

 

REFLEXIÓN:

Todos los mandamientos son  importantes, pero hay tres  qué son imprescindibles:

-Amar a Dios sobre todas las cosas

-Amar al prójimo como a ti mismo. Y sobre todo...

-Honrar a tu padre y a tu madre,

 

 

Toñi