2 y 3 de junio de 2017, Seminario Diocesano

Foto general de los participantes a los entrenamientos de los Cursos Alpha dirigidos por Tote, José Alberto Barreda y su esposa Cristy, responsables de Cursos Alpha en España y experto analista de la evangelización en nuestra época... Hemos contado con la presencia de nuestro obispo D. Juan Carlos Elizalde y varios sacerdotes de nuestra diócesis...

 

Hace ya algunos años, en la Comunidad de El Señorío de Jesús, empezamos a oír sobre los grupos Alpha. Nuestra tarea básica en la Comunidad es evangelizar, anunciar la Buena Nueva y es por esto por lo que siempre estamos buscando cómo llevar a Cristo a los demás. Nos pareció interesante, pero no fuimos más allá.

Fue el curso pasado, cuando volvimos a plantearnos que quizás debíamos abrirnos a esta nueva evangelización, y fuimos informándonos de cómo poder llevar a cabo esto. En nuestras primeras conversaciones con el Sr. Obispo, le planteamos nuestra inquietud, y él nos mostró también su interés. Acordamos que podíamos ver qué eran los cursos Alpha en profundidad, y nos encomendó que hiciéramos las gestiones necesarias para recibir información.

Pronto me llego el contacto de Tote, la persona referencia de Alpha en España. Nos dijo que debíamos recibir un entrenamiento de lo que son los cursos, y que esta era la mejor manera de saber si este “método” podría ser viable en nuestra realidad vitoriana.

Una de las cosas que nos contaron, fue que se necesitaban al menos 40 personas con inquietud, con la mente abierta, y que estuvieran dispuestas a colaborar en uno o varios cursos Alpha.

Nos pusimos en marcha y conseguimos el número y compatibilizamos fechas junto con D. Juan Carlos, que siempre se ha mostrado muy cercano a saber más de todo esto.

El fin de semana del entrenamiento fu el pasado 2-3 de junio. Tote y su esposa Cristi, se desplazaron hasta vitoria para impartir el entrenamiento, el qué y el porqué de llevar a cabo este método de evangelización y, sobre todo, el cómo.

El sábado concluimos con una vigilia, ya que era Pentecostés, invocando el Espíritu Santo para que con su fuerza llevará a cada uno de los presentes y, de alguna manera, fuéramos enviados por Él, a evangelizar, usando Alpha.

Ahora nos toca reunirnos como Comunidad, y visualizar de qué forma podemos llevar a cabo estos cursos. Con nuestras conclusiones, compartiremos con los sacerdotes que participaron de la diócesis, para ver cómo podemos seguir trabajando juntos en esto. Dios quiera que así sea y en el curso que viene, vitoria sea una ciudad más donde se llevan a cabo estos cursos, y el kerigma llegue a nuevas personas para que conozcan nuestros fan “tesoro” que es Cristo.

 

                                                                               Miguel A. Morgado