Campamento Renovación Carismática 2014

Madrid, España - julio del 2014 -  Por María Castillo

Este verano los adolescentes fuimos a un campamento con la Renovación llamado Campamento Centinela. Era un campamento para jóvenes y adolescentes de toda España. Este era el tercer año que acudía pero la verdad es que ha sido el mejor, ha sido en el que he sentido a Jesús más cercano. En cada oración o charla que teníamos se notaba que Jesús estaba tocando los corazones de la gente y era una gozada.

 

Una de las cosas que más me tocó fue cuando tuvimos la adoración al santísimo, porque mientras rezaba, uno de los monitores se puso a rezar por mí y me empezó a hablar. Yo sentía que el que estaba hablando era Dios a través de ese monitor. Esto me gustó mucho porque muchas veces siento que hablo con Dios pero que no recibo ninguna respuesta y más claro que aquella vez no me podía haber hablado.

 

Otra de las cosas que me han encantado fue cuando fuimos a evangelizar a un pueblo cercano (Alpedrete). Nunca me hubiese imaginado yendo con 200 jóvenes por la calle cantando y alabando a Dios, pero esta vez lo hicimos, fue increíble y conseguimos evangelizar a unos cuantos jóvenes del pueblo. A estas personas se les invitó a ir el domingo a la misa que preparamos y muchos de ellos aparecieron. Otra cosa que me tocó mucho este campamento fue una frase que nos dijo el que nos daba las charlas. Nos dijo que “Dios no escoge a los capacitados sino que capacita a los escogidos”. Esta frase me gustó mucho porque muchas veces nos sentimos incapaces de hablar a los demás de Dios o de decir que hemos estado en un campamento cristiano. Pero si Dios nos ha escogido será por algo y al final seremos capaces de todo lo que nos propongamos.