Testimonio Retiro de Fuego Nuevo de Lucas y Lilli

Hellen Jiménez nos da su testimonio del Retiro del 15 de Marzo de 2015 

El día 15 de marzo el grupo de jóvenes de Fuego Nuevo hemos tenido retiro con Lucas y Lili. Un retiro en el que puedo decir que ha sido corto, ya que solo era ese día, pero cargado de contenido. El Señor nos habló a todos los jóvenes del grupo sobre nuestra tarea evangelizadora usando a Lucas como  instrumento para transmitirnos su mensaje. Este retiro para mí fue especial no solo por el poder compartir  todos los jóvenes con Lucas y Lili de la eucaristía, de la comida y de la oración, si no por que el Señor me habló de manera personal a través de cada charla.

La primera de ellas “el celo misionero” me quedo con las frases ¡nuestro llamado es a evangelizar!, ¡demos testimonio para que la gente nos crea! A través de ellas siento que el como el Señor me anima a decirle a los demás las maravillas que ha hecho en mi vida desde la cosa más pequeña hasta la más grande. Todos tenemos un testimonio que contar y debemos usarlo como un instrumento para que los demás conozcan de Él  y puedan experimentar su amor. 

La segunda charla “el poder de la intercesión” en la que el señor nos dice “pedid y se os dará” y aunque sabemos esto, en ocasiones se nos olvida y queremos lograr nuestras metas por nuestras propias fuerzas y es aquí cuando siento que Dios me llama a orar a pedir por aquello que se nos dificulta, a orar por la evangelización, a orar por aquellas personas a las que me quiero acercar y hablar de Él y no me atrevo, a perseverar y no cansarme y esto me queda claro que solo lo puedo conseguir a través de la ORACIÓN, pero no una oración de un día o de cinco minutos si no una oración constante y activa.

Otro punto importante del retiro fue un taller que realizamos en el que nos dividimos mujeres y hombres  para comentar y sacar propuestas que podemos realizar tanto a nivel personal y como grupo para lograr la tarea evangelizadora, entre ellas me gustaría destacar la oración diaria por la evangelización tanto a nivel personal como en grupos pastorales,  ideas y actividades creativas para atraer a nuestros amigos, entre nosotros hacernos un seguimiento de si estamos cumpliendo con la oración, acciones que aumenten nuestra convicción de cristianos para poder ser capaces de hablar de Dios y de lo que Él ha hecho en nuestras vidas.

El Señor nos ha dado una gran tarea, pido oración por nuestro grupo Fuego Nuevo y porque  estas propuestas  se conviertan en acciones. Gracias a Lucas y Lili por haber compartido con nosotros, el Señor los bendiga. 

 

Hellen Jiménez